El mundo registra la mayor cifra de decesos diarios por covid-19 desde el inicio de la pandemia

0
245
Callaghan O’Hare / Reuters

Por La Redacción del El Buscador Informativo

A medida que varios países empiezan la vacunación masiva de la población contra el coronavirus, alguien podría pensar que ya no hay necesidad de usar mascarillas en los lugares públicos o de cumplir con el distanciamiento social. Sin embargo, existen varias razones por las que es imprescindible seguir observando las prevenciones anticovid incluso después de haberse vacunado.

El principal motivo para no bajar la guardia es que las vacunas contra el covid-19 disponibles actualmente, ya sea la rusa Sputnik V o las de Moderna o Pfizer, se administran en dos etapas, de manera que existe la posibilidad de infectarse con el virus durante el periodo entre la primera inyección y la segunda.

En el caso de la vacuna de Pfizer y Sputnik V este periodo es de tres semanas, y de cuatro en el de la de Moderna. Además, el efecto de las vacunas generalmente no es inmediato.

EE.UU. sigue siendo el país más afectado a nivel mundial: de acuerdo al conteo de la Universidad Johns Hopkins, hasta la fecha contabiliza 20.085.408 casos, mientras que 347.202 personas fallecieron por el covid-19.

Brasil se sitúa detrás de EE.UU. en número de fallecidos. Las muertes ascienden a 195.394 desde el inicio de la pandemia y se han confirmado un total de 7.698.694 casos acumulados de la enfermedad.

Este 31 de diciembre se cumplió el primer aniversario desde que la OMS fue informada por las autoridades chinas sobre la aparición del entonces brote de neumonía de causa desconocida que condujo a que el 11 de marzo se declarara al brote de coronavirus como pandemia. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se pronunció este miércoles al respecto, reflexionando sobre la lucha contra el virus y el camino a seguir en este 2021.

«De cara al 2021, tenemos que tomar una decisión simple pero profunda: ¿ignoramos las lecciones de 2020 y permitimos que prevalezcan los enfoques insulares y partidistas, las teorías de la conspiración y los ataques a la ciencia, lo que resulta en un sufrimiento innecesario para la salud de las personas y la sociedad en general? ¿O caminamos juntos los últimos kilómetros de esta crisis, ayudándonos unos a otros en el camino, desde compartir vacunas de manera justa, hasta ofrecer consejos precisos, compasión y atención a todos los que lo necesitan, como una familia global? La elección es sencilla», señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here