You Are Here: Home » CIENCIA y TECH » Ensayo sobre “La situación económica de la parte Oriental de la Isla de Santo Domingo, durante el período histórico de La España Boba 1809-1821”.

Ensayo sobre “La situación económica de la parte Oriental de la Isla de Santo Domingo, durante el período histórico de La España Boba 1809-1821”.

1484039_627320480658485_300092617_o

Foto del Por el Profesor Luis Manuel Manzueta.

 

 

Por el Profesor  Luis Manuel Manzueta

Índice
Contenido
Tema: 2
Introducción 2
Desarrollo 2
Conclusión 7
Bibliografía 8

Tema:
Ensayo sobre “La situación económica de la parte Oriental de la Isla de Santo Domingo, durante el período histórico de La España Boba 1809-1821”.
Introducción
Este ensayo sobre “La situación económica de la Parte Oriental, de la Isla de Santo Domingo, durante el período histórico de la España Boba 1809-1821”, busca evidenciar lo que significó para la historia dominicana, éste período a nivel económico, por tal razón, se estudiaran; cada uno de los gobernantes, con sus respectivas políticas económicas, durante sus estadía al frente de la colonia, que demostrará sus accionar en la misma.
La historia del pueblo dominicano, ha estado cargada de acontecimientos sociales, que han contribuido con el afianzamiento del nacionalismo dominicano, y han permitido el surgimiento de una nación dominicana, con características propias, y hombres, mujeres, que dieron el todo por el todo para que así fuera; aunque, han ocurrido acontecimientos históricos que han involucionado la sociedad de la Parte Oriental, de la Isla de Santo Domingo, como fue el período histórico conocido en la Isla como “La España Boba”, donde volvimos a ser colonia de España, apoyado por el grupo conservador, con Juan Sánchez Ramírez, a la cabeza. Por lo que significó éste período en la historia dominicana del siglo XIX, es propicia la ocasión para conocer más sobre el mismo, principalmente, la situación económica del período de 1809-1821.
Desarrollo
El período de La España Boba, es una época histórica, que se extendió por doce largos años, 1809-1821, donde los habitantes que ocupan la parte Este de la Isla de Santo Domingo, vuelven hacer español, y por ende, el territorio colonia de España, por disposición de la Junta de Bondillo, efectuada el 13 de diciembre de 1808, que no fue más que, una idea insignificante del líder de La Reconquista, Juan Sánchez Ramírez, pues, según los historiadores Valentina Peguero y Danilo de los Santos, “Santo Domingo se liberaba del poder francés para anexarse a un territorio que como España estaba bajo el dominio de Francia” .
Con esta acción, Sánchez Ramírez, pone de manifiesto el poco interés que tenia de liberación de esta tierra, como un Estado independiente, de cualquier metrópoli europea y queda demostrado, la mentalidad colonialista, que aún persistía en las mentes de los hateros, a favor de España.
Luego que los franceses capitularon frente a los ingleses, a manera de humillación y como desprecio de los pobladores de Santo Domingo, le tocó al gobernador, Juan Sánchez Ramírez (éste había sido elegido como tal en la Junta de Bondillo), negociar con los ingleses y acceder a sus peticiones a manera de indemnización, por los gastos de guerra contra los franceses, durante el sitio, pues, se le pago con Caoba, se le facilito la entrada de sus productos y buques, además, las artillerías de bronce, y se llevaron hasta la campana de la Iglesia; pero también, los puertorriqueños exigieron su pago por la fuerza enviada durante la Guerra de La Reconquista. Esta ayuda fue sumamente cara para la colonia española de Santo Domingo y el gobernador recién instalado, ya que, producto de la Guerra y por el descuido de España con la colonia, se generó una gran crisis económica, que se prolongo hasta el fin de La España Boba en 1821.
Este descuido, es debido a que España, estaba enfrascada en sacar de su territorio a los franceses y restaurar la monarquía de Fernando VII, y sofocando los movimientos de emancipación de Venezuela y México, que según Jacinto Gimbernard, “los grandes acontecimientos ocurridos en América, Méjico y Venezuela habrían de tener una enorme repercusión en la colonia de Santo Domingo” , ahora bien, España, hacía varios años que había perdido el interés de la Isla La Española, es por estas causas, la poca ayuda brindada a la restaurada colonia española y al gobierno de Juan Sánchez Ramírez.
Como exprese antes en uno de los párrafos, Juan Sánchez Ramírez, heredó una colonia en crisis económica, una situación financiera muy calamitosa para el gobierno y la población colonial; según nos expone el fenecido historiador Franklin Franco Pichardo, “la colonia volvió a depender de los “situados”, es decir, trescientos mil pesos que según disposiciones de la Junta Central de Sevilla, seria enviados de las cajas de México y Venezuela” . Este dinero acedia a una cifra de 300,000 pesos, ciertamente, pero sólo fueron enviado 100,000 pesos, que llegaron a la colonia en 1811, que no alcanzo prácticamente para nada, solo para vestir y alimentar un poco la tropa.
Esta crisis económica, es producto, de que la agricultura era casi inexistente, la ganadería extinguida a causa de la Guerra de La Reconquista, la mina no estaban siendo explotada, la producción de café, cacao eran muy baja, la importación era precaria, sólo se importaba lo necesario, por la baja población existente, que según el destacado historiador Fran Moya Pons, “podía calcularse en 80,000 almas” , aunque el gobernador realizo esfuerzo extraordinario para que regresara la población que había emigrado durante la estadía de Toussaint Louverture, no todo regresaron y lo que lo hicieron volvieron más pobres y pensando irse de nuevo del país por la crisis existente en la colonia.
Esta situación de penuria económica, conllevo a que los pobladores del Cibao, desarrollaran una agricultura de subsistencia para poder sobre vivir a éste malestar económico, por el cual transcurría la colonia española, y que luego, éstos pobladores se dedicaron a la venta de toda clase de maderas hacia el exterior, para poder cubrir los gastos de los productos de importación, la Caoba era la comercializada en dicha región, además, mantuvo activo el comercio por el puerto de Puerto Plata, ahora con la venta de Tabaco y Caoba. Más sin embargo, la actividad comercial practicada en el Sur, era el corte de maderas y la venta de la misma hacia el exterior, que mantenía un poco dinamizada la economía sureña.
La situación era muy difícil, pero se agudizo más debido a que Sánchez Ramírez, no hizo el esfuerzo de tomar medidas efectivas, que trataran de sacar del déficit, donde estaba sumergida económicamente la colonia española. Esto trajo consigo malestar social y el acatamiento de ideas revolucionarias e independentistas provenientes de Sudamérica y desde México, para lograr la independencia de la colonia. En tal sentido, surgen conspiraciones en Santo Domingo, como son:
 En 1810, la de Don Fermín y los Italianos.
 En 1811, el complot de los cuatros sargentos franceses.
 En 1812, la rebelión de los negros de Mendoza y Mojarra.
Pero la situación de crisis económica, del gobierno de Juan Sánchez Ramírez, y la colonia de Santo Domingo, se agrava aún más, cuando los hateros deciden no venderles más carne al Gobierno, para el consumo de los militares, por la falta de dinero, dentro de la fila del gobierno colonial, que según especifica Moya Pons, “era tan poco el dinero circulante que no era posible ofrecer a los hacendados precios justos por sus reses” .
Juan Sánchez Ramírez, muere a causa de Hidropesía en 1811, dejando una crisis espantosa en la colonia española; éste fue sucedido por el coronel Don Manuel Caballero y el Licenciado José Núñez de Cáceres (Teniente Gobernador e Intendente Político), que dirigen los destinos de la colonia hasta mayo de 1813, de manera interina. También, éstos gobernantes heredan una colonia en crisis, quizás, más profunda, que la que había heredado Sánchez Ramírez, cuando arribo al poder en 1809, producto de la cantidad de personas que había colocado Sánchez Ramírez, bajo la dependencia del Estado colonial.
Esta situación de decadencia económica, provoca que Núñez de Cáceres, emita papel moneda sin respaldo, pues, el Situado, se había agotado, y no existía otra fuente de donde producir dinero, aunque, éste papel moneda rápidamente perdía su valor monetario, o sea, se devaluaba. Esta crisis económica, según enfatiza Fran Moya Pons, que dice Núñez de Cáceres, fue tan grave que “la gente prefería no sembrar frutos o dejar que se perdiera lo que había sembrado antes que cambiarlos por un papel completamente desacreditado” .
José Núñez de Cáceres y Don Manuel Caballero, fueron sustituido por Carlos Urrutia, en mayo de 1813, por disposición de la Junta de Gobierno de Sevilla, a su llegada al poder también encuentra la colonia sumergida en una gran crisis económica, que le obliga a emitir nuevas monedas, en este caso, de cobre, para poder cubrir los gastos del Gobierno, principalmente, el pago a los militares y dejar sin función el emitido por Núñez de Cáceres. Hay que aclarar, que ésta eliminación crea malestar en los propietarios y comerciantes que poseían este circulante guardado, y que el gobierno no pudo retribuir con la nueva moneda, además, había muy poca circulando en el mercado.
Para tratar de apaliar este malestar económico, que estaba viviendo la colonia de Santo Domingo español, Carlos Urrutia, toma una medida de carácter económico que consistía, en fomentar la agricultura, esto generó un descontento en la población capitaleña, se sintieron ofendido, ya que, nunca habían realizado trabajo de éste tipo, que implicara esfuerzo físico, pues, vivían parasitando de la burocracia colonial (botella) y de sus esclavos o empleados. Por tal razón, a éste gobernador se le conoce en la historia como Carlos Conuco.
Esta medida, aunque incentiva la agricultura, no logró suprimir la crisis económica, puesto que, era una economía conuquera, o sea, de subsistencia, y para el consumo de Santo Domingo español. Por otra parte, el Situado, era muy precario, por la situación que estaba viviendo España, a lo interno y el resto de América, en estos años, lo que permitió sólo en cinco años de Urrutia, el envío de 50,000 pesos, en año 1817, lo que no le permite al gobernador, gobernar de manera satisfactoria y superar la crisis.
El gobernador Carlos Urrutia, culmina su mandato en enero de 1818, todavía prevalece una miseria astros en todo Santo Domingo español, que según refiere Franklin Franco Pichardo, en su Historia del pueblo Dominicano, que “La situación había llegado a un grado tal, que las entradas del fisco ni siquiera alcanzaban para cubrir los gastos del ejército y la disminución de la circulación monetaria era crónica” . Por consiguiente, el nuevo gobernador Sebastián Kindelán, trajo proveniente de Cuba 10,000 pesos, que no alcanzaron para nada, por la crisis imperante en la colonia, Kindelán, se ve obligado a emitir nuevo papel moneda, que rápidamente se devaluó, obteniendo peores resultados para la colonia que las anteriores emisiones, además, el Gobierno, tenía muy baja recaudaciones, sólo poseía los ingresos de la aduana de la Capital y de Puerto Plata, había bajado la venta de la Caoba y también la ausencia del Situado de México y Venezuela. Esto empeoraba cada vez más, la crisis económica encontrada por Sebastián Kindelán.
Lo poco ingresos del gobierno de Kindelán, los absorbían los funcionarios y fuerzas militares. Esta situación de crisis, se torna peor, cuando el gobierno colonial se mantiene en alerta, ante posibles ataques de barcos enemigos, por órdenes de Simón Bolívar, que merodeaban por el Caribe, incitando a la rebelión en contra de España; y otros grupos, buscando adherirse a la Gran Colombia o al recién Estado haitiano. Por lo tanto, se necesita fuerzas militares que vigilen la colonia, esto representaba un gasto adicional que se sumó a la crisis imperante en la colonia.
Los ánimos estaban sumamente caldeados en la población colonial de Santo Domingo español, durante los últimos días del gobernador Sebastián Kindelán, con todas esas manifestaciones sociales que se estaban llevando a cabo en rechazo de la madre patria, por la situación económica, vivida en la colonia desde que se incorporó nuevamente a la metrópoli española, en 1809. En tal sentido, el historiador Roberto Cassá, nos dice que “El descontento abarcó principalmente individuos de la clase dominante que esperaban retribuciones en puestos, sueldos, concesiones de otro tipo” .
Como resultado del malestar social que existía en la colonia de Santo Domingo, desde el mismo instante de reinstaurada la colonia al dominio español, debido a la crisis económica, el licenciado José Núñez de Cáceres, proclamó la independencia el 1ro de diciembre de 1821, la cual se conoce en nuestra historia como la independencia Efímera. El nuevo Estado, recibió el nombre de Haití Español.
Conclusión
El periodo histórico de 1809-1821, en la Parte Oriental, de la Isla de Santo Domingo, el cual se conoce históricamente como “La España Boba”, se caracterizó por la decadencia económica y la miseria generalizada, en todos los estratos sociales, y un periodo de retroceso a nivel jurídico y político de la Parte Este de la Isla, que debió buscar su independencia después de la Guerra de La Reconquista, y no volver a ser colonia de España, como lo estaban llevando a cabo en ese entonces otros territorio de América.

Bibliografía

-Albert Batista, C. (2014) “Diversidad e Identidad”, Santo Domingo, República Dominicana, Editora Nacional.
-Cruz Sánchez, F.(2011) “Historia de República Dominicana (Desde Cristóbal Colón Hasta el presente)”4ta Edición, Santo Domingo, República Dominicana, Editora El Nuevo Diario.
-Cassá, R. (2000) “Historia social y económica de la República Dominicana”, Santo Domingo, República Dominicana, Editora Alfa y Omega.
-Gimbernard, J. (1978) “Historia de Santo Domingo”, Madrid, España. Editora Litográfica,
-Moya Pons, F. (1997) “Manual de Historia Dominicana”. 11a Edición, Santo Domingo, República Dominicana. Editora Centenario.
-Martínez Almanzar, Juan F. (1993) “Manual de Historia Critica Dominicana”. Santo Domingo, República Dominicana.
-Franco Pichardo, F. (1993) “Historia del Pueblo Dominicano”, 2da Edición, Santo Domingo, República Dominicana.
-Malangón Barceló, J. (1974) “Código Negro Carolino (1784)”, Santo Domingo, República Dominicana.
-Peguero, V. y De los Santos, D. (1989) “Visión General de la historia dominicana”, 13a Edición, Santo Domingo, República Dominicana.

About The Author

Director General

Number of Entries : 14990

Comentarios (1)

Deja tu comentario

El Buscador Informativo © Todos los derechos reservados.

Close
Gracias por visitarnos
Al hacer clic en cualquiera de estos botones usted ayuda a nuestro sitio a ser mejor.
Social PopUP by SumoMe
error: Si quiere copiar nuestro contenido, llámenos.
Scroll to top