You Are Here: Home » CIENCIA y TECH » Ensayo sobre “El sistema de encomiendas en Santo Domingo durante el siglo XVI”

Ensayo sobre “El sistema de encomiendas en Santo Domingo durante el siglo XVI”

1484039_627320480658485_300092617_o

Foto del profesor Luis Manuel Manzueta, mientras se gradùa de una maestria en historia en la UASD.

Por Luis Manuel Manzueta (profesor de historia).

Este ensayo sobre “El sistema de encomiendas en Santo Domingo durante el siglo XVI”, tiene como objetivo, conocer lo que fue el régimen de las encomiendas en la colonia de Santo Domingo, como institución socio-económica.
La encomienda: “consistía en la entrega de una cantidad determinada de indígenas a un español, para quien éstos debían trabajar. A cambio, debían recibir alimentación y adoctrinamiento cristiano de los españoles” .
Estas surgen en Santo Domingo, por la necesidad que tenían las autoridades reales, de tener un mayor control de las dos raza que habitaban la colonia, en lo referente a lo socio-económico. De ésta manera, se perseguía establecer responsabilidades mutuas entre los españoles y los indígenas, unos en calidad de encomenderos, y otros como encomendados.
En el sistema de encomiendas, se establecieron normativas con relación a los beneficios que iban a tener los españoles, como los indígenas de ésta institución socio-económica. Se puede afirmar, que lo único beneficiado de éstas (Encomienda), fueron los españoles, pues, se repartieron indios para todas las actividades económicas de la colonia, para el cultivo de las tierras, para la ejecución de obras públicas y para el trabajo de las minas, en cambio, lo único que recibieron los Indios de este pacto fue, trabajo por parte del español y maltratos, aunque, no estaba establecido en el pacto los maltratos a los Indígenas. Establece el profesor Juan Bosch que “la familias indígenas pasaron a ser esclavas de sus encomenderos; que éstos las forzaban a trabajar y les pegaban y llegaban hasta a darles muertes a palos o con perros” .
Las encomiendas tienen su antecedentes en la madre patria, España, cando a manera de ascenso social se realizaban para aquellos que ocupaban los estratos más bajos en la metrópoli. Pero en la Isla de Santo Domingo, la génesis de éstas, al que buscarla en los acuerdos entre el Almirante Cristóbal Colón y Francisco Roldán, firmado en octubre de 1498, cuando los seguidores del Alcalde Mayor de la Isla fueron favorecidos con los primeros 300 indios repartidos. Pero como Institución Indiana, las encomiendas, tienen su punto de partida durante el gobierno de Nicolás de Ovando, en el año 1503, en el período de gobierno colonial 1502-1509. Esta como Institución Indiana, según opina Jacinto Gimbernard “es una institución propia de la colonización española en el Nuevo Mundo” .
Durante la estadía de Nicolás de Ovando al frente de los destinos de la colonia de La Española, logra realizar la verdadera colonización de la Isla de Santo domingo, pero también, agudiza los trabajos y los repartimientos de indios en el sistema de encomiendas, todos en aras de lograr un mayor rendimiento del aborigen en los trabajos asignados, el cual, las encomiendas, toman un matiz de esclavitud, en perjuicio del indígena.
Las encomiendas, fue una institución que funciono como modelo socio-económico desde el mismo momento de la colonización, primero como repartimiento y luego con el nombre de encomiendas, y se mantuvo presente en la isla de Santo Domingo hasta su abolición en el 1544. La misma toma un carácter hereditario, extendiéndose hasta tres, cuatro, cinco generaciones, por lo menos en la Nueva España.
Con el sistema de encomiendas, los indígenas, eran obligados a pagar impuestos como vasallos del rey, como lo afirma José Chez Checo, pues, las encomiendas tienen su fundamento legal en la obligación de pagar impuestos que recaen sobre los indios tan pronto son vasallos libres del rey de Castilla, pero, no lo realizaban directamente, sino, a través del encomendero, el cual se beneficiaba directamente del mismo.
Ovando, exige el pago de los impuestos a los colonos españoles por mandato de la corona, lo que generó malestar dentro de ésta clase social, en contra del gobernador, y un mayor esfuerzo de trabajo por parte de los indios.
El sistema de encomiendas, resulta ser la segunda forma o modelo de explotación de los indios en la española, pero esto no quiere decir, que no fuera la más despiadada forma de explotación de los indios y la más cruel que registra la historia colonial y la que más diezmó la población indígena; mediante ésta, los aborígenes laboraban durante largas jornadas a las que no estaban acostumbrados, eran arrancado de su ambiente social, y como expuse en uno de los párrafos anteriores, en ningún momento los encomenderos cumplieron con nada de lo establecido a favor de los indígenas, ni siquiera los alimentaban adecuadamente. Es por ésta situación calamitosa que, Fray Pedro de Córdoba dijo que los indígenas en la Encomienda: “teniéndolos mucho en menos que bestias suelen ser tenidos, porque aún aquellos suelen ser curados, más ellos no, las mujeres, a las cuales todas las naciones, por la flaqueza suya, suelen perdonar de trabajo, han trabajado é trabajan en ésta tierra tanto é más que los hombres; y asi desnudas, y sin comer, y aún preñadas, é otras paridas” . En esta nota deja evidenciado el autor, que los indios eran esclavizado y oprimido mediante el sistema de las encomiendas hasta la hora de su muerte.
La vida de esclavitud que estaba viviendo el aborigen mediante las encomiendas, conllevo a que los indígenas eligieran como válvula de escape la muerte, se suicidaban de forma colectiva, las mujeres consumían una hierba o bebida para provocar el aborto y no tener hijos, entre otros mecanismos de escape, por lo que, generó una disminución de la población a causa del sistema de las encomiendas.
Esto se explica que, “de una población estimada en 300 mil indígenas existentes a la llegada de los españoles en 1492, apenas 33 mil fueron contados en 1510. El exterminio ocurrió a un ritmo estimado de 15,700 indígenas anuales durante los primeros diecisiete años de la conquista” . De manera que, las encomiendas tuvieron en la Isla de Santo Domingo, carácter de exterminio y aniquilamiento de la población indígena, principalmente en el gobierno de Nicolás de Ovando (1502-1509); y la tendencia fue a la baja poblacional hasta que se abolió éste sistema de las encomiendas 1544.
Con el avenimiento al poder de Virrey Diego Colón en 1509, se continúa con nuevos repartimientos de indios, y “no tuvo ninguna modificación el sistema” , como lo establece Roberto Cassá, pues, las opresiones siguieron siendo iguales que durante el gobierno de Nicolás de Ovando.
Es por tanto, que el Dominico Fray Antonio de Montesino apoyado por su orden religiosa, protesta con su Sermón de Adviento de 1511, en defensa y amparo de los aborígenes, pidiendo ayuda a las autoridades de la colonia y la corona, que se liberaran a los indígenas de éste mal, lo que generó inconformidad dentro de la burocracia encomendera de la colonia.
Según el historiador Cassá, “Los dominicos formularon el planteamiento de que los indios eran libres por naturaleza y por derecho y que, desde el punto de vista divino, la explotación que se les hacía no era lícita, declarándolo en pecado mortal a los encomenderos” . Esta acción de los dominicos trajo como consecuencia que, Fernando El Católico, a probara Las Leyes de Burgos en 1512. Las mismas, fueron dictadas a fin de buscar un mecanismo legal capaz de mejorar la suerte del hombre aborigen. Según Augusto Montenegro González, con “dichas leyes, los indios tenían que trabajar durante 5 meses al año pero con un período de descanso de 40 días y no podían ser golpeados con palos ni siquiera recibir insultos” . Más sin embargo, el historiador Juan Francisco Martínez Almanzar opina que dichas leyes no fueron más que “un mamotreto jurídico, producto de la defensa de los dominicos” , pues, en la práctica se seguía con lo mismo; los repartimientos de Alburquerque, fueron la primera reacción que demostraron que Las Leyes de Burgos no serían implementada en La española.
En suma, el sistema de las encomiendas en la Isla de Santo Domingo, significo para los españoles, una manera fácil de adquirir riquezas, por tal presente en todas las actividades económicas de la colonia, pero, para los indios significo, opresión, esclavitud y exterminio de esta raza de una manera acelerada.

About The Author

Director General

Number of Entries : 14990

Comentarios (1)

Deja tu comentario

El Buscador Informativo © Todos los derechos reservados.

Close
Gracias por visitarnos
Al hacer clic en cualquiera de estos botones usted ayuda a nuestro sitio a ser mejor.
Social PopUP by SumoMe
error: Si quiere copiar nuestro contenido, llámenos.
Scroll to top