You Are Here: Home » LA COLUMNA DE MARC » “La sociedad y la honradez acorralada”.

“La sociedad y la honradez acorralada”.

El autor, Periodista Marc Santana. (1) - copia

Foto de Marc Santana

Por Marc Santana

Por esta parte del mundo, aquí donde vivimos por gracia o por desgracia, en esta media isla llena de corruptos y ladrones por doquier, la honradez está acorralada porque donde usted llega y dice que es serio, honesto y honrado lo miran mal.

“Todo el que pueda buscarse sus cuartos en esta sociedad, que se los busque”, esa es una tremenda exclamación no solo por lo que significa sino porque hace mucho que está de moda por estos lados, la dijo recientemente esa “gloria” del merengue dominicano, el negrito de Villa, el “insigne” Sergio Vargas.

Ese personaje merenguero cuando dijo esa barbaridad estaba defendiendo la forma en como el otro “insigne de la República”, el “honorable senador”, El Bautista, ha logrado toda su fabulosa fortuna. Osea, el “artista ejemplo” dijo que eso está muy bien, y hay que hacerse rico robando y de forma deshonesta.

Hace mucho este país va muy mal en todos los sentidos porque ni en las escuelas, ni en las universidades, ni en la familia de hoy, ni en las oficinas, ni en los trabajos y mucho menos en los partidos políticos, se enseña y se inculca la honradez y la seriedad para llegar al éxito.

Muy orgulloso me siento yo de los padres que tuve y de los hermanos que tengo. De ellos aprendí esas cualidades positivas que muchos seres humanos no tienen y que muchos nunca tendrán porque nadie quizás se las inculcará.

Cuantos malos ejemplos tenemos hoy en día. Nuestra sociedad está podrida, dañada, alarmantemente corrompida de los pies a la cabeza, porque en verdad, como dijo el “insigne merenguero”, “todo el que pueda buscarse sus cuartos en esta sociedad, que se los busque”, y ciertamente muchossss ya se han buscado fortunas inmensas y otros están en ese trámite.

Excelentes profesionales de todas las áreas nos encontramos frustrados y estado de shock porque lo que hemos aprendidos es a ser serios y no hemos podido asimilar los conceptos corrompidos para lograr el bienestar.

Definitivamente, ya este país está jodido, no hay oportunidades para la seriedad y el trabajo honesto porque los políticos se han encargado de dañarlo todo, robarse el país y corromper los casi 48,442 kilómetros cuadrados de esta bendita media isla.

Hoy aquí todo está basado en “comisiones y búsquedas”, nadie te ayuda sin estas incluidas, y ni se diga de las sobrevaluaciones en compras y otras maniobras indecorosas, porque es lo que se ha generalizado y como “el fin justifica los medios”, mencionó también el “insigne merenguero”, todo se vale para hacerse rico y el que no se pueda buscar sus cuartos se queda siendo pobre y su familia que se joda.

Nuestro país está en una situación donde para producir necesitas la autorización de quienes no producen nada, donde el dinero solo fluye hacia quienes trafican con bienes y favores, donde muchos se hacen ricos gracias al soborno y a las influencias más que por el trabajo, y donde las leyes no son para protegerte contra ellos, sino para que ellos estén protegidos contra los honrados.

Aquí la corrupción y la mediocridad están siendo recompensadas, la honradez es un sacrificio personal y todo este panorama absurdo nos coloca ante una sociedad acorralada.

Donde el dinero grande no se queda en manos del más eficiente ni el más creativo y capacitado, sino que queda para los políticos y sus seudo-empresarios y amigos del poder.

Donde el soborno y el tráfico de influencias es el camino elegido para desarrollar “éxito” y fortuna.

Hoy aquí la deslealtad, el engaño, la truchimanería, la cogioca, la mentira, el embaucamiento, el abuso de confianza, son las “maravillosas” cualidades que adornan esta generación y muchas veces las vemos muy cerca de nosotros todos los días, en los trabajos, en los amigos, en lo relacionados.

Se trata de una encerrona, que pena República Dominicana linda!, Que te han hecho “Quisqueya la Bella”, te están llevando poco a poco a la debacle, y lo peor de todo es que los pocos buenos aun no hemos sabido juntarnos para acabar con los malos. Pero algún día será!, quizás no lo vea yo, pero algún día será!

Aun así y a pesar de todo, ya sea aquí en esta hermosa tierra en la que nacimos o en cualquiera otra que nos acoja, por mi parte he decido seguir siendo honrado y honesto porque es mi herencia, porque creo en serlo.

About The Author

Director General

Number of Entries : 15998

Deja tu comentario

El Buscador Informativo © Todos los derechos reservados.

Close
Gracias por visitarnos
Al hacer clic en cualquiera de estos botones usted ayuda a nuestro sitio a ser mejor.
Social PopUP by SumoMe
error: Si quiere copiar nuestro contenido, llámenos.
Scroll to top