You Are Here: Home » HOGAR DE DIOS » Papa pide perdón por abusos sexuales de religiosos en Chile

Papa pide perdón por abusos sexuales de religiosos en Chile

Los peregrinos esperan que el papa Francisco celebre la primera misa campal en el parque O’Higgins en Santiago de Chile. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El papa Francisco pidió perdón el martes por los abusos de religiosos a niños en Chile y afirmó que la Iglesia debe esforzarse para que esto no se vuelva a repetir.

Francisco inició su primer día completo de actividades en la nación andina con una visita a la presidenta Michelle Bachelet en el palacio de gobierno de La Moneda y ahí, ante unos 400 invitados, aludió al tema aunque no estaba en su agenda.

“Aquí no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, dijo el papa poco antes de oficiar su primera misa en una plaza de la capital. “Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas”, agregó.

Después se dirigió al Parque O’Higgins para encabezar la misa, donde según los organizadores se congregaron unas 400.000 personas, algunas de las cuales llegaron hasta con seis horas de anticipación. En un momento, un objeto golpeó la cara del pontífice sin que sus guardias ni él pudieran impedirlo, pero Francisco siguió repartiendo saludos y sonrisas.

Mientras se desarrollaba la misa, la policía reprimió con gases lacrimógenos y chorros de agua a participantes de una llamada “Marcha del hambre” y detuvo a una treintena de personas.

Al terminar el evento, el papa se tomó un tiempo para descansar antes de visitar una cárcel de mujeres, y una vez ahí dijo a las reclusas que no deben perder la esperanza o su dignidad sólo porque hayan perdido su libertad. Agregó que todos son pecadores, que el cambio siempre es posible y pidió que las penas de prisión no solo sirvan como castigo, sino que sean una oportunidad para que los detenidos aprendan nuevos oficios para reintegrarse a la sociedad cuando completen sus sentencias.

Francisco visita cárceles con frecuencia, pero esta es la primera ocasión que acude a una prisión de mujeres. El momento fue emotivo: muchas de las detenidas lloraban mientras cantaban un tema compuesto especialmente para él.

Horas antes, las protestas que ha desencadenado su visita continuaron: dos capillas fueron incendiadas en la región sureña de La Araucanía, que el papa visitará el miércoles, y una tercera recibió bombas incendiarias en la periferia de Santiago.

Si bien los ataques del martes no causaron lesiones, se sumaron a otros seis registrados previamente con bombas incendiarias contra iglesias. Éstas han marcado un nivel de violencia sin precedentes contra el primer papa latinoamericano de la historia en sus visitas al continente. Hasta ahora no está claro quién está detrás de los ataques.

En contraste, otros chilenos sí han mostrado entusiasmo por su visita. Por ejemplo, algunos locales le recibieron con flores el lunes a su llegada a la Nunciatura Apostólica, donde se hospedará hasta su partida el jueves, y hoy el presidente electo Sebastián Piñera celebró su eucaristía con aplausos.

Por la situación de estos últimos días, algunos se han preguntado por qué Francisco eligió viajar a Chile a pesar de las tensiones que ha generado la iglesia católica en el país.

Benito Baranda, psicólogo y exdirector del Hogar de Cristo —centro católico que acoge a pobres y coordinador del gobierno en la visita papal— opinó que el papa tomó esta decisión “porque se dio cuenta de que los abusos conocidos ampliamente a partir de 2010 impactaron a todos los chilenos por igual y dañó la imagen de la iglesia”.

Aunque este tema no figuraba en la agenda del pontífice, se volvió relevante tras las protestas y luego de que la semana pasada The Associated Press divulgara una carta de Francisco fechada en 2015 en la que reconoce que estaba advertido de los inconvenientes de nombrar como obispo de la diócesis sureña de Osorno a Juan Barros, quien fuera discípulo del sacerdote Fernando Karadima, el mayor pedófilo de la Iglesia católica chilena.

Hasta ahora se desconoce cuántos menores fueron abusados por Karadima, que inició su labor en la década de los sesenta.

En su discurso del martes, Francisco no aludió a Karadima ni a ningún otro presunto involucrado en el caso.

Después de que el papa pidiera perdón, el periodista Juan Carlos Cruz, quien ha denunciado abusos de Karadima, dijo a una canal de televisión local: “no crean esas palabras hipócritas. Pasó el tiempo de pedir perdón… Es el tiempo de acciones. Tiene que remover a los obispos que comprobadamente han encubierto abusos”.

—————

La periodista Patricia Luna colaboró con este reporte desde Santiago.

About The Author

Director General

Number of Entries : 15734

Deja tu comentario

El Buscador Informativo © Todos los derechos reservados.

Close
Gracias por visitarnos
Al hacer clic en cualquiera de estos botones usted ayuda a nuestro sitio a ser mejor.
Social PopUP by SumoMe
error: Si quiere copiar nuestro contenido, llámenos.
Scroll to top