¿Quién es el gerente destituido de Edeeste, Tomás Ozuna Tapia?

Por La Redacción del El Buscador Informativo

Santo Domingo, RD.-El recién destituido administrador de Edeeste, Tomás Ozuna Tapia, fue nombrado mediante el decreto 343-20 de fecha 16 de agosto de 2020.

Ozuna Tapia es ingeniero electromecánico graduado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y ha realizado estudios vinculados con los proyectos de ingeniería, controles eléctricos, mecánico de mantenimiento hidráulico y mecánico de mantenimiento neumático en el Instituto De Tecnología Industrial (ITI). Además, estudió Sistema de Órdenes de Trabajo (OT) para la eficiencia operativa en El Salvador.

Según el perfil publicado en el portal de Edeeste, Tomás Ozuna Tapia cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector eléctrico nacional, siendo gerente de Mantenimiento y Obra de la zona Este  (San Pedro, La Romana, La Altagracia, Hato Mayor y El Seibo.

También se desempeñó como ingeniero gerente de obra y proyectos de inversión en la empresa Soluciones Energéticas Tirso Selman, donde era el responsable del diseño, planificación, ejecución y puestas en servicio de los proyectos de rehabilitación de redes ejecutados por los organismos multilaterales Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el Ministerio de Hacienda de República Dominicana.

Denuncia a su llegada

A tres meses de su nombramiento, Ozuna Tapia había dicho que encontró varias anomalías, incluyendo pagos directos por más de RD$1,300 millones sin órdenes de compra.

También, denunció que en los últimos ocho años se compraron más de 700,000 medidores de energía eléctrica, pero que la distribuidora solo tiene 575,000 clientes con esos aparatos y más de 108,000 contratados de forma directa por la falta de esos equipos.

Ozuna Tapia citó, además, entre otras situaciones anormales detectadas a su llegada, que tenían vencidos contratos críticos de infraestructura y servicios, y que encontró deudas ascendentes a más de RD$60,000 millones.

Agregó que fueron pagados de manera directa más de RD$1,300 millones, sin las órdenes de compras correspondientes.

Otro hecho preocupante para el ahora exfuncionario fue que los estados financieros no habían sido auditados desde el 2017, ni las cuentas bancarias conciliadas en los últimos cuatro años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here